Parque Nacional Montecristo

El Parque Nacional Montecristo se encuentra a 125 km al noroeste de San Salvador.

Esta es una de las salidas más recomendadas para gente con espíritu aventurero. Decretado Parque Nacional para proteger su fauna y flora. Fue la primera área protegida declarada en El Salvador.

Se trata de un bosque nebuloso localizado en la región noroeste de El Salvador, muy cerca de la frontera con Guatemala y Honduras, que abarca 2,000 hectáreas e incluye tres importantes cerros: Montecristo, Miramundo y Brujo, con una altura de hasta 2,418 m SNM.

La reserva de Montecristo ofrece infraestructura para acampar, un jardín botánico y caminos rústicos para internarse entre el denso follaje siempre húmedo.

Sus mejores atractivos son sus enormes y frondosos árboles de hasta 30 metros de altura, como cipreses, robles y pinos y la fauna que habita en ellos, además de las orquídeas en el Jardín de los Cien Años.

Durante una caminata entre el bosque se puede disfrutar también de la fauna característica del parque: musarañas negras, ardillas, puercoespín, venados cola blanca y pumas (aunque deberá tener un poco de suerte para poder ver al puma).

Durante todo el año podemos observar aves, pero hay una época en la cual se pueden avistar hasta 275 especies entre endémicas del parque o de El Salvador y de aquellas que vienen huyendo del frío del norte (migratorias).

Al bosque se llega en vehículo de doble transmisión durante la época lluviosa. Hay que calcular tres horas para llegar desde San Salvador.

Para ingresar al sitio se debe solicitar permiso 48 horas antes del viaje en MARN, Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales